Chile cl header

Energía 2050: Chile tiene un plan

 

Patricio Valdivia (I+D en Corfo)

Desde la participación ciudadana hacia prototipos hasta el capital riesgo: Con su agenda energética ambiciosa el Estado también proporciona programas de financiamiento. Inversores extranjeros estarán bienvenidos.

“A largo plazo nos queremos convertir de una economía basada en recursos (por ejemplo la explotación de cobre, litio) en una economía basada en conocimientos”, dice Patricio Valdivia. El científico trabaja con Corfo (Corporación de Fomento de la Producción) como gestor de proyecto en el sector de investigación y desarrollo (I+D).

 

“Por primera vez Chile tiene un plan amplio con objetivos de largo plazo”, subraya Francisco Ulloa. Entre otros temas, el diplomático es responsable por la política energética en la Embajada de Chile en Berlín. “Consideramos a la energía en el futuro un motor de desarrollo para nuestro país”, dice Ulloa. Un papel importante en este contexto lo tiene la participación ciudadana. Habrá proyectos locales en ciudades y comunas. “Hasta el 2050, los gases invernaderos se reducirán en un 30 % en Chile, contado desde 2007”, agrega. La agenda energética de Chile tendrá sus efectos a nivel tanto local como regional. “Y a nivel internacional queremos invitar a más inversores extranjeros”, destaca Patricio Valdivia.

Valdivia presentó en Berlín el portfolio de los instrumentos de financiamiento, el que Chile proporciona a inversores de Chile y del extranjero: “Sea capital semilla, programas de incubación, capital riesgo, préstamos favorables o avales: Corfo ofrece líneas de crédito para casi cada fase del negocio y para cada tipo de empresa”, dice Valdivia. “La mayoría de los programas está dirigido también, aunque no exclusivamente, a los temas de energía”. Especialmente exitoso es el préstamo de 15 años (15 % de contribución propia, 36 meses de ejecución del proyecto) en cooperación con el KfW (Banco de Reconstrucción; KfW 80 % - Corfo 20 %) que se está relanzando. También un favorito: La determinada línea “prototipo” para empresas en segunda fase, que inviertan en investigación y desarrollo y que estén a punto de comercializar su producto. “Pero no basta con tener una buena idea”, resume Valdivia. “Evaluamos con un 25 % respectivamente al equipo, el modelo de negocios, los mercados potenciales y solamente al final es decisiva la idea genial.”

Más informaciones: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. , Corfo